Buscan identificar restos humanos sepultados en fosa común tras la invasión

A la Comisión se han apersonado 16 familias que aún tienen algún pariente desaparecido durante la invasión de Estados Unidos a Panamá, el 20 de diciembre de 1989.

DL/Nacionales/3-8-2018-Un grupo de técnicos de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) realizan hasta este viernes 3 de agosto, estudios de suelo en la fosa común del Jardín de Paz, en la que están enterradas víctimas de la invasión norteamericana a Panamá

Se busca identificar la ubicación exacta de los restos humanos que se encuentran en la fosa común para evitar métodos invasivos, como el uso de pala mecánica, a la hora de realizar exhumaciones. De esta manera, la UTP se suma a la labor de la Comisión 20 de Diciembre en la investigación para identificar víctimas de la invasión.

Juan Planells, presidente de la Comisión, explicó que en esa fosa común, de acuerdo a la documentación que han logrado recopilar, hay nueve cuerpos aún sin identificar.

Es importante el uso de la tecnología que ofrece la UTP porque se evita realizar grandes excavaciones para exhumar los restos humanos para los estudios de ADN y de esta manera identificar a las víctimas al comparar las muestras con el ADN de los familiares de los desaparecidos, señaló Planells.

El 20 de diciembre de 1989, Estados Unidos invadió Panamá. El objetivo declarado de la acción, en la que se desplegaron 26 mil soldados, era detener al gobernante de facto, Manuel Noriega, acusado de narcotráfico. Además, se declararon intenciones nobles, como defender la democracia y proteger los derechos humanos.

La “Operación Causa Justa” duró 14 días y tuvo como resultado la detención de Noriega y la muerte de un número indeterminado de civiles y militares panameños. Unos 500, según la ONU. Hasta 5.000, según otras fuentes.